sábado, 31 de julio de 2010

Laberintos...





"Rectas galerías que se curvan en círculos secretos al cabo de los años. Parapetos que ha agrietado la usura de los días. En el pálido polvo he descifrado rastros que temo. El aire me ha traído en las cóncavas tardes un bramido o el eco de un bramido desolado". (J.L.Borges)

domingo, 25 de julio de 2010

Nothing personal

Dos extraños se encuentran en una isla solitaria. Saben lo mínimo el uno del otro, a momentos se asustan, desconfían el uno del otro. Son los silencios los que van construyendo una delicada historia de dos extraños que se quieren, sin pasado ni futuro.
Una película de Urzsula Anotniak, ganadora de 6 galardones en el Festival de Locarno, del Giraldillo de Plata a la Mejor Película en el Festival de Sevilla, y la gran triunfadora de los premios Golden Calves.

domingo, 11 de julio de 2010

Jacques Henri Lartigue



Perquè la fotografia també es música pels ulls...

Al Caixa Forum podeu veure fins el proper 3 d'octubre un recull de les imatges mes representatives de les diferents etapes i temàtiques que aquest fotògraf va abordar al llarg de la seva vida.

sábado, 10 de julio de 2010

Arcade Fire vienen a Barcelona, Santiago y Madrid




Ya estaba empezando a hacer malabarismos monetarios para ir a verlos a Berlín (aunque no hubiese estado nada mal), pero..Menuda Sorpresa! Tocarán en Santiago de Compostela el próximo 5 de septiembre, el 20 de noviembre en el Palacio de Deportes de Madrid, y el 21 acabarán en Barcelona!
Por cierto, no os perdáis este vídeo...
http://www.youtube.com/watch?v=wjxef8AfVQg

Gran descubrimiento en festivales este año: Faraday

http://www.atiza.com/criticas/conciertos/2010/faraday_0702/

jueves, 1 de julio de 2010

Del llanto a la risa con Espaldamaceta (Heliogàbal)


Silencio magno, y José Juan González, llamado artísticamente Espaldamaceta, se presentó solo en compañía de su guitarra de nylon y de un vaso de vino, algo temeroso y nervioso, quizás porque era la primera ocasión que presentaba su último proyecto ‘Miedo al silencio (Bank Robber, 2010) en este mítico bar barcelonés, o quizás por una afluencia de público que no esperaba. Quién sabe.

Empezó a capela con ‘No os lo he dicho todo’, y después cogió la guitarra para no soltarla hasta el final, dejando ir penas, lloros y dolor con temas desgarradores de su último disco como ‘El silencio cuesta tanto’, ‘Con voz pequeña’ o ‘Volveremos a quedar’. No se puede negar, que ante todo Espaldamaceta es un cantautor clásico y puro hasta el extremo, de canciones tristes, que puede recordar en más de una ocasión a Serrat o a Silvio Rodríguez, y que en sus acordes uno puede reconocer aires flamencos y de bolero.

Después llegó ‘El camino es muy oscuro y es tan estrecho’, y con él la oscuridad literal al local porque se fue la luz. Sin embargo, Espaldamaceta, impasible, siguió tocando a oscuras arropado por la luz de algún mechero que alguien del público encendió. Parecía que ese corte de luz se tratase de una señal divina o que simplemente estuviera estratégicamente planeado en un guión.

Cuando volvió la luz, también se apagó el ambiente triste, porque Espaldamaceta, más distendido que al principio, empezó a mostrar su sentido del humor y a explicar anécdotas entre canción y canción ante un público sorprendido, que quizás esperaba más lloros y menos risas. Contó historias de su grupo de amigos, que materializó en la canción ‘Al Miquel l’ha deixat l’Olga’, y habló de su madre y de sus sabias frases, una de ellas título de una canción, ‘Hablar sana’.

Se fue soltando cada vez más, y hasta hizo de ‘profe de canto’ enseñando a los presentes como corear el tema ‘Cocina sin comida’, que ‘como hombres de fe’, tal y como él dijo, lo acompañaron hasta el acorde final.

Después llegó una versión tristona del tema de sus colegas ‘Manel’ (estaba casi toda la banda en el concierto), y riéndose de sí mismo comentó que él era el único que podía transformar la alegría de la canciones de esta banda en algo deprimente y denso.

Y más versiones. Esta vez lo acompañó la voz clara de Maria Rodés en una versión a la española del conocido tema ‘The partisan’ de Leonard Cohen.

Pero el final de carcajada vino con su improvisación final, en la cual empezó a hacer una parodia de sí mismo cantando al ginecólogo que no le deja tener sexo con su pareja embarazada de siete meses, a las piernas atléticas del público que aguantó de pie todo el concierto, a lo alucinado que estaba porque algunos conocían sus letras…Hay que reconocer que este tarraconense gana mucho en directo, y no sólo por la emoción que provocan sus letras y su voz.

Así de imprevisible y extremo terminó la noche Espaldamaceta, una noche que parecía, por lo deprimente de sus letras, prever mucha tristeza pero que acabó con chistes y sonrisas.